Subscribe to:
POZ magazine
E-newsletters
Join POZ: Facebook MySpace Twitter Pinterest
Tumblr Google+ Flickr MySpace
POZ Personals
Sign In / Join
Username:
Password:

El valor del compromiso.

| No Comments
Hola, hace algunos días que no escribo... bueno... el asunto del nuevo trabajo me tiene con el tiempo copado.

No todo ha salido bien....

Ya terminó mi primer mes en el trabajo (aunque en realidad he trabajado ahí solo 3 semanas). No cumplí la meta que me pusieron. Aunque, llegué a la mitad... por lo cual no me pagarán comisiones pero me permitirán trabajar un mes más. Si este mes (que es un mes muy corto debido a las fiestas de Navidad y Fin de Año) no cumplo mi meta... es posible que me despidan.

No soy el único que tuvo problemas.

Para mediados del mes eramos 10 vendedores. De ellos 4 eran antiguos. Una semana antes de que se acabe el mes uno de los nuevos vendedores renunció.... no aguantó la presión. Ahora somos 9 vendedores. De los 9, los cuatro más antiguos tenían que hacer 35 contratos para cumplir su meta, el resto de nosotros teniamos que hacer 15 contratos. Al final del mes el "ranking" terminó así...

Lorena (antigua) hizo casi 40 contratos
Freddy (antiguo) hizo como 23 contratos
Ericka (nueva) hizo 16 contratos
Agustin (nuevo) hizo 12 contratos
Yo (o sea... que milagro) hice 8 contratos
Elizabeth (antigua) hizo 6 contratos
César (antiguo) hizo 6 contratos
Danny (nuevo) hizo 3 contratos
Paul (nuevo) hizo 0 contratos.

Bueno.... no me fue tan mal después de todo. Al final del mes... y poco a poco hemos dejado de ser un "grupo" de trabajo para hacer intentos de convertirnos en un equipo. Pero no ha sido fácil. El Gerente comercial de la empresa (no de la multinacional, sino el de la distribuidora) es lo más parecido a los cavernícolas que he visto en todos mis años de trabajo. No le gusta que usen el computador, no nos quiere ver en la oficina y si no estas en la oficina te pregunta que donde estabas. Es muy presionante. El ambiente se ha vuelto tan pesado que muchas veces realmente place no ir. Ya se han dado varios roces entre él y algunos de los vendedores corporativos de mi equipo.

Aparte de eso... Elizabeth y César están en peligro de ser despedidos... su meta era 35 contratos y como verán sus resultados este mes fueron bajos. Tienen 15 días para hacer 15 contratos o sino están fuera. Lo cual genera un clima de mayor presión y sozobra entre nosotros. Próximamente van a contratar a dos vendedores más. No sé... el ambiente se está volviendo muy pesado aquí. Aunque el dinero que me pagan me ha ayudado mucho... lo suficiente como para no pasar hambre en este mes y ayudar a mi mamá con más de 200usd para pagar deudas (lo cual hubiera sido casi todo mi sueldo en el otro trabajo).

Sobre mi confianza.... bueno, las cosas mejoran de a poco.... aún tengo temor de hacer llamadas a las empresas y realmente me falta efectividad. Aún desperdicio mucho tiempo y encuentro muchas excusas para perder el tiempo antes de llamar a alguien por teléfono. Por otro lado los llamo y no consigo que me den una cita. He estado reflexionando sobre esto y de eso era que les queria contar... pero antes, unos datos adicionales...

Hace una semana atrás una de mis hermanas por parte de padre, de hecho la mayor de ellas se casó. Se casó después de más de 15 años de vivir con su el que ahora es su esposo (y que es a la fecha el padre de sus 5 hijos). La ceremonia fue bonita, yo llegué un poco atrasado... pero el matrimonio me hizo reflexionar en muchas cosas. La importancia del compromiso.

Para el ser humano es muy sencillo renunciar a lo que sea que emprenda cuando las cosas salen mal.... muchos renunciamos a lavar la ropa cuando el asunto se pone duro, otros renuncian a un trabajo cuando este se vuelve muy complicado y demandante, otros renuncian a sus relaciones afectivas cuando ya no quieren luchar por ellas... y otros, renuncian a sus metas cuando son diagnosticados con HIV o Sida.

Pero también hay otro grupo, muy escaso por cierto. Los que se aferran a su compromiso a pesar de los años y lo cumplen. Mi hermana es una de ellos. La verdad, después de tantos años juntos... y de muchas subidas y bajadas en su relación con mi cuñado... yo, personalmente me sorprendí que ella quisiera casarse con él. Me refiero a que no era necesario... no era obligatorio... (y por demás está decir que ninguno de mis cuñados es santo de mi devoción). De hecho estube cerca de preguntarle... "¿y por qué te casas? ¡¡no lo hagas aprovecha que estás soltera!! ¡¡quédate así!!".

Pero recordé que no sé nada del amor.... en absoluto. Por algo estoy soltero todavía. Así que dejando a un lado el aspecto desconocido del amor... comprendí que para ella era importante el formalizar su COMPROMISO. Talvez esa fue una de las cosas que los ha mantenido juntos durante todos estos años... el hecho que un día quisieron, decidieron y se comprometieron a construir una familia juntos. ¿Cuántas veces me he comprometido yo a algo y lo he dejado a la mitad? Muchas veces.... talvez demasiadas.

Y extrapolé lo sucedido a mi situación actual... y llegué a varias conclusiones....

Primero: Soy un yuppie. O sea un engreido. Me doy el "lujo" de tener temor... de tener escrúpulos ante un trabajo que muchos desearían... me doy el lujo de sentirme mal por hacer una llamada telefónica. ¡¡Qué imbécil que soy!!. El otro día en un bus... vi a las personas que normalmente se suben a vender caramelos y demás cosas... y me puse a pensar... ¿Cómo me doy el lujo de tener temor de realizar un trabajo de oficina cuando otras personas no tienen opción sino dedicarse a la primera actividad que encuentran?. Me refiero a que con Hiv o sin él, he sido muy afortunado. Varias personas me felicitaron por haber podido cambiarme de trabajo tan rápido cuando muchas personas se encuentran desempleadas en este momento y sin forma de sustentarse. Además, me cambié a un trabajo en el cual en este mes he ganado EL DOBLE de lo que ganaba en mi anterior trabajo... y eso que no voy a comisionar sino fuera aún más. Y aún así me doy el lujo de tener temor... de desperdiciar el tiempo... de no trabajar todas las horas... cuándo otras personas deben trabajar mucho más que yo y en peores condiciones para poder sobrevivir.... no es justo que yo sea tan cretino como para desperdiciar lo que he recibido.

Segundo: Llegué al punto de entender... que también soy muy yuppie por pensar o creer que el ser humano debe dedicarse a actividades que le hagan sentirse bien o estar contento. Falso. El ser humano se dedica a actividades que le permitan sobrevivir... algunas de ellas son más sencillas que otras... o mejor remuneradas. Pero si en este planeta el único trabajo disponible en el mundo fuera de barrendero de calles... todos, incluso los más ricos competiriamos por el puesto... por una simple razón: Sobrevivencia. Y eso también se aplica a mi caso.... yo estoy en mi trabajo, en cualquiera que sea... por una sencilla razón: Sobrevivencia. ¿De dónde saqué que yo tenía el mínimo derecho a sentirme mal por el trabajo que tengo? ¡¡Qué yuppi de mi parte!!. NO tengo derecho a nada... ni a sentir nada cuando estoy en mi trabajo... solo tengo derecho a una cosa... a trabajar y a luchar por sobrevivir... el resto es pura bobería "fantasiosa" con la que nos han llenado la cabeza. No existe tal cosa como la vida perfecta en la que recibes miles de dolares de sueldo por hacer una actividad X que te encanta y que hasta un perro chihuahua podría hacer sin previa educación. Ese cuento chino... no es verdad. Todos debemos luchar para sobrevivir haciendo aquello que nos llega a las manos sea que nos gusté o no.

Pero ahí también viene el compromiso. Debo reconocer que mi compromiso en mis primeras semanas de trabajo no era muy alto... ahora mi compromiso es mayor, pero no está al 100%. No me refiero a un compromiso con la empresa por mi trabajo... ese, si bien es importante... queda en segundo plano... en comparación con la importancia de mi compromiso principal... el compromiso de asegurarme una forma de sobrevivir. Así que he hecho el intento de guardarme y tragarme mis infulas yuppie de pertenecer a la realeza y poner mis barbas en remojo. Esto que tengo ahora... no lo puedo perder. Este mes va a ser muy difícil, pero de alguna forma habrá que trabajarlo de forma que todo salga bien.

Al final... hay una pregunta que no me queda clara... ¿Es siempre bueno sacrificar parte de nosotros por subsistir?. Yo conozco a personas que permanecen casadas con personas que no aman.... por COMPROMISO o por temor al cambio.... porque hay niños de por medio. ¿Es válido semejante sacrificio? ¿Es realmente loable o es solo un esfuerzo innecesario cuando lo mejor sería teminar una relación disfuncional que no nos lleva a ningún lado?. No tengo la respuesta, creo que en ese tipo de situaciones... la respuesta queda a discresión de SOLO de cada uno de los involucrados.

EDICIÓN:

HoLa :), normalmente no edito mis posts... pero ayer estaba que me moría del sueño para cuando acabé de escribir lo anterior (2am) y decidí publicarlo como estaba... mi cerebro no podía funcionar más. Hoy que me acabo de levantar, un poco más lucido quería decir un par de cosas más.

Creo que el valor del Compromiso, también se puede llevar a otras cosas.... pero siempre analizando algo que puede deducirse de lo que escribí anteriormente.

El compromiso es como un seguro, es como cuando limpias tu casa y guardas aquello que sacaste en un armario pero es tanto que la puerta se te abre... entonces usas el compromiso como un seguro para que la puerta no se abra... y el resto de tu vida quede tal como la dejaste, como querías que estuviera. El compromiso es el que hace que aquello que no está guardado en el armario sea tal como habíamos deseado. El compromiso es el que nos permite llevar una vida de acuerdo a como hemos pensado o deseado vivir.

Pero para algunas personas el compromiso es débil, como esos seguros de mala calidad. Y es ahí cuando las cosas no funcionan del todo bien. Entre ese grupo de personas esta el yuppie que escribe aquí. Mirando atrás creo que en el par de buenos trabajos que tenía... si me hubiera comprometido a sobrevivir y a subsistir y a aprender las reglas del juego de cada empresa pude haber durado mucho, y ahora mi situación económica hubiese sido diferente. Y es claro que aún hoy no aprendo la lección completa, sin embargo... trato... lo cual es bueno, ahora al menos trato de hacer las cosas diferentes y que las cosas salgan bien. Aún tengo temor y dudas de no poder subsistir a este virus o que no pueda permanecer en el trabajo... sin embargo, trato de fortalecer mi compromiso conmigo mismo por mi bienestar. Porque al final del día no importa cuan mal me sienta, ni cuanto miedo tenga, ni que tan inseguro esté, ni cuantas llamadas tenga que hacer para que todo el mundo me diga que no quiere lo que vendo y que no joda... al final del día, aunque ellos no lo entiendan... y a veces yo tampoco... lo que estoy haciendo no es luchando por un trabajo, estoy luchando por mi vida... por subsistir.... y luchar, luchar hasta vencer... es lo único que podemos hacer. Es nuestro compromiso, es la razón por la cual seguimos vivos.... porque pudimos luchar y logramos vencer las circunstancias del día anterior... cualquiera que sean.

Esto también me lleva a pensar que todos debemos sacarlos la idea fantasiosa que nos han vendido en el cine o en la tv de que la vida puede ser fácil. No lo es. Pero no porque no lo sea, aquello signifca que no debamos seguir viviendo y luchando. Claro que vale la pena. Cuando Valentin, se fue a vivir a St. Petersburgo desde Moscú, se cambió de trabajo y de trabajar en la parte administrativa de una naviera multinacional, se cambió a una agencia de aduanas nacional. En ventas. Y recuerdo que le decían lo mismo que a mi, que lo iban a votar a cada rato y él me contaba que no le gustaba su trabajo... que no sabía si había cometido un error al aceptarlo aunque el sueldo era bueno... yo le dije "Valentin, tienes que entender que la gente no siempre hace lo que quiere para sobrevivir... la gente, hace lo que debe hacer". Uno no siempre se dedica a lo que a uno le gusta, uno se dedica a aquello que nos saca adelante independiente de lo difícil que sea o no. Esa era mi manera de pensar en el 2003... es claro que con los años cambió un poco... bueno mucho, hasta volverse muy débil. La verdad es que a Valentin le fue muy bien.... no solo sigue trabajando en ventas, siendo el mejor vendedor de la agencia... sino que también es Gerente Comercial de la empresa en este momento y tiene vendedores a su cargo. ¿Qué tal?. Si fuera otra persona, talvez yo pensaría... seguramente le dieron la mano... o talvez tiene suerte. Pero no, no es así.... lo conozco y Valentin, no aceptaría la ayuda de nadie para resolver sus situaciones, lo que ha conseguido lo ha conseguido con mucho esfuerzo y ha llegado al punto de sentirse realizado con su trabajo.

Talvez en algún momento yo deba comenzar a oir mis propios consejos y seguirlos... talvez deba retomar de cierta forma mi manera de ver la vida antes de Hiv y cambiar el hecho subsconciente de sentirme derrotado solo por estar infectado. El pensar que esto hace la vida más difícil... que nadie me va a contratar... que no puedo mejorar mi empleo. Pasé tantos meses con hambre y necesidades solo por creer que no podría trabajar en algo diferente. No hay electricidad ni teléfono en mi casa y hay una deuda enorme de agua. Me conecto en las noches clandestinamente para poder usar el computador. Pero con este nuevo trabajo, he podido pagar unas deudas. No todas... pero talvez en diciembre pueda pagar el teléfono para que lo reconecten. Y espero poder solucionar lo de la luz también, para poder vivir como alguien normal.... sin que mi mamá me llame en las mañanas y me diga "desconectate que ya mismo pasan los de la empresa electrica y te van a multar". Todo es solucionable... con esfuerzo y paciencia. Creo que poco a poco estoy comenzando a creerlo.... ¿que tal? estoy en un mejor trabajo, ¿no?. Aún a pesar del Hiv. Talvez después de todo las cosas si son posibles después de ser diagnosticado.... si hay compromiso, si tu compromiso es lo suficientemente fuerte para luchar y ganar.

Yo sé lo que es no tener un compromiso fuerte con uno mismo... ni con tu autoestima, ni con tu bienestar.... ni con conductas saludables.... ni con muchas cosas de importancia en tu vida. Hace unos días hice una de las peores burradas que alguien Hiv+ podría ser.... que imbécil, lo hice sin pensar. Un amigo mío al que le comenté me dijo "Me sorprende de ti Juan Carlos, lo pude haber imaginado de otras personas pero no contigo. Sin embargo, lo hecho ... hecho está. Ahora debes dejar eso en el pasado y asegurarte de no repetirlo". Y tiene razón, debo comprometerme conmigo mismo a seguir los consejos que he escuchado y comprometerme con mi vida, con mi salud y la salud de los demás. Cómo fortalecer el compromiso es una gran pregunta... y en realidad no tengo respuesta... sin embargo, lo que me ha servido a mi es poner las cosas en perspectivas. Ver que a pesar de todo estoy dando algunos pasos hacia adelante, aceptar que aunque lo negaba el haber sido diagnosticado me llevó a pensar que no podría mejorar profesionalmente, aceptar que no soy muy ordenado ni comprometido con mi salud... pero también ver que las perspectivas indican que tengo una gran oportunidad profesional en mis manos y no la puedo dejar ir. También aceptar que depende de mi cuanto tiempo puedo permanecer saludable y cuando la salud escasee.. aún en esos momentos depende solo de mi salir adelante. Y lograré hacerlo. Talvez sabiendo quienes somos y que queremos... es lo que nos lleva a comprometernos con lograrlo. Como me dice uno de mis jefes actuales... "Uno debe tener un objetivo por qué luchar... solo eso es lo que te lleva diariamente a salir adelante... sino, te olvidas de porque haces lo que haces y acabas haciendo nada. Debes apuntar alto".

Mmmmm.... además, ¿quién dice que un Hiv+ no puede entrar a trabajar en una Multinacional después de todo? Me tomará tiempo, pero es posible... Lo voy a hacer.

Leave a comment



Archives

 

My Favorite Links

Subscribe to Blog

About this Entry

This page contains a single entry by Juan Carlos published on 1 de Diciembre 2007 12:02 AM.

C'etait l'hiver... was the previous entry in this blog.

01/Dic/07 is the next entry in this blog.

Find recent content on the main index or look in the archives to find all content.

Pages

Disclaimer

The opinions expressed by the bloggers and by people providing comments are theirs alone. They do not necessarily reflect the opinions of Smart + Strong and/or its employees.

Smart + Strong is not responsible for the accuracy of any of the information contained in the blogs or within any comments posted to the blogs.



© 2014 Smart + Strong®. All Rights Reserved.    terms of use and your privacy
Smart + Strong® is a registered trademark of CDM Publishing, LLC.